cookies: la receta definitiva

Lo reconozco, si hay una receta que se me ha resistido siempre ha sido la de las cookies. Probé muchísimas recetas antes de llegar a ésta, pero cuando llegué…¡¡guau!! Así que hasta nuevo aviso, para mi ésta es la receta definitiva. Os cuento…

INGREDIENTES

150 gr. de azúcar moreno

150 gr. de azúcar blanco

125 gr. de mantequilla (yo suelo usar margarina)

2 huevos

340 gr. de harina de trigo

1 cucharada de extracto de vainilla

1 cucharada de bicarbonato

1 pizca de sal

125 gr. de chips de chocolate

 

Y CON TODO ESTO…¿QUÉ HAGO?

Antes de nada, una confesión… En la cocina no me importa cambiar el microondas por el cazo y la tostadora por la sartén, pero no puedo vivir sin Thermomix! Aún así, esta receta se puede hacer perfectamente batiendo los ingredientes a mano, pero de todas formas adjunto los tiempos y velocidades para thermomix por si alguien más tiene la suerte de poder usarla.

Bien, pues para empezar precalentamos el horno a 180ºC, arriba y abajo. Esto parece una tontería pero hay que acordarse de sacar las bandejas del horno antes de precalentarlo, que es lo típico que da mucha rabia cuando se te olvida. Y dicho esto, a por la masa. Mezclamos los azúcares (moreno y blanco) con la mantequilla [30 seg. vel. 3]. Añadimos los huevos [15 seg. vel.3] y a continuación la harina, la vainilla, el bicarbonato y la sal [batimos a vel. 4 hasta que quede una masa uniforme]. Por último agregamos los chips de chocolate y mezclamos con una cuchara para que se distribuyan de forma uniforme [no usar la máquina ya que los trituraría].

Lo mejor para las galletas es forrar las bandejas con papel de horno, por un lado para que no se peguen, y por otro para poder hacer varias tandas. Con dos cucharitas, haremos pequeñas bolas de masa y las repartiremos en la bandeja con bastante espacio entre ellas para que no se unan ya que crecen bastante. Hornearemos a 180ºC durante unos 8 minutos.

¡¡Y aquí es donde viene el truco!! Mi gran error con las galletas, y por lo que he visto no sólo mío, es que al cumplir los ocho minutos las galletas siguen con un color blanquecino que les da aspecto de crudas, sin embargo no lo están! Si esperamos a que estén doradas, al enfriarse quedarán duras como piedras. Así que, sin miedo, aunque parezca que no están hechas, a los ocho minutos hay que sacarlas del horno y dejarlas enfriar sobre la encimera.

Espero que os salgan deliciosas y si alguien se anima a compartir alguna foto del resultado o alguna duda, no cabré en mi de felicidad!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s